Sigue la restauración de la Capilla de la Comunión

La Capilla de la Comunión de San Nicolás se construyó en una primera fase en 1760, para luego ser ampliada casi un siglo más tarde. El resultado es un edificio cubierto por dos cúpulas sucesivas y separadas por un arco ricamente decorado. Si recorremos el interior de la Capilla encontramos una decoración rococó con rocallas y frisos dorados, estucos, pinturas en muros y pechinas que representan a los Evangelistas y las Virtudes, o paneles de azulejos con motivos florales que recubren los zócalos .

El paso del tiempo había deteriorado esta decoración y la estructura misma. La cubiertas estaban dañadas, las pinturas presentaban graves desprendimientos y los dorados estaban realmente afectados por la humedad.

De nuevo, la Fundación Hortensia Herrero por su labor de mecenazgo y su misión para la recuperación del patrimonio cultural valenciano, ha puesto en marcha la restauración de la Capilla de la Comunión de la Parroquia de San Nicolás.

Los trabajos de restauración del edificio van encaminados a recuperar y solucionar los problemas que presentan las cubiertas así como los problemas de la humedad procedente del subsuelo.

En el interior la labor está enfocada a la recuperación de los estucos, los dorados y la limpieza y reintegración de las pinturas.

Los zócalos cerámicos, afectados por la humedad han sido retirados, por lo que se encuentran en el laboratorio para ser tratados convenientemente.

A través de nuestra web podrás ir siguiendo los trabajos de restauración.