Historia
Avisos importantes
Servicios parroquiales
Visita virtual
Agenda
Oraciones
Contacto
HISTORIA
Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir
Los documentos históricos afirman que la primera edificación se hizo en tiempos del rey Jaime I, que hizo donación del lugar a los dominicos que le acompañaban. Años más tarde los dominicos fundaron el Convento de Santo Domingo (actual edificio de Capitanía General) y el templo quedó directamente vinculado a la diócesis de Valencia y al clero secular.

Fue erigida como parroquia hacia 1242. Se engloba, por tanto, en lo que se denominan las primeras doce parroquias cristianas de la ciudad de Valencia después de la Restauración de la Diócesis llevada a término bajo el rey Jaime I el año 1238.

La primitiva iglesia fue reformada a iniciativa de la familia Borja en estilo gótico entre 1419 y 1455. En esta última fecha el templo es ampliado hacia los pies ocupando el lugar donde se encontraba el cementerio parroquial. También se construyó la bóveda gótica de crucería en la nave central.

La iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir es probablemente el mejor ejemplo de convivencia de un templo de estructura gótica del siglo XV con decoración barroca del siglo XVII que encontramos en la ciudad de Valencia. Declarada en 1981 Monumento Histórico Artístico Nacional.

Aunque la iglesia mantiene, y como tales figuran en su Altar Mayor, la titularidad de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, la iglesia es popularmente conocida simplemente como San Nicolás. San Nicolás fue obispo de Mira (Turquía), falleció hacia el 345 y se le conoce por el apelativo de Bari ya que sus restos fueron trasladados desde Mira a Bari (Italia) ante el avance ante el avance otomano sobre el Imperio Romano de Oriente. San Pedro mártir (dominico de Verona, Italia), —no confundir con el Apóstol—, fue mártir en el siglo XIII.

Se trata de una iglesia de una sola nave de seis tramos, capillas no muy profundas entre los contrafuertes (seis a cada lado aunque dos de ellas están ocupadas por las puertas de entrada laterales), presbiterio poligonal precedido de un tramo recto orientado al este y cubierta con bóvedas de crucería simple.

Planta Interior Entre 1690 y 1693 se recubre el interior gótico con decoración barroca al gusto de la época, reforma atribuida a Juan Bautista Pérez Castiel. Aparte de la decoración churrigueresca nos sorprenderá las pinturas al fresco diseñadas por Antonio Palomino y ejecutadas por su discípulo Dionís Vidal en 1700, quien recubrió las bóvedas góticas, pilares y muros con escenas de la vida de San Nicolás de Bari y de San Pedro Mártir, junto con alegorías de las Virtudes en arriesgados escorzos.
Las escenas de la nave central por su lado del evangelio nos hablan de la vida de San Pedro Mártir, mientras que por el lado de la epístola la vida narrada es la de San Nicolás. Así se representan escenas desde la niñez, pasando por la predicación y milagros en vida, hasta llegar a su muerte y los prodigios que ocurrieron cuando se veneraban sus restos mortales. Unas aberturas ficticias sugieren la vista del cielo. Cada tramo que forma la bóveda narra un episodio de la vida de los santos. Al llegar al presbiterio confluyen ambos en una gloria de ángeles, doctores de la iglesia y arquitecturas fingidas. Acompañan las escenas de la vida de los santos, una pléyade de imágenes alegóricas.

A los pies de la iglesia los evangelistas San Lucas y San Marcos, mientras que los dos restantes los encontraremos en la cornisa de la nave central. Los dos pintores (Palomino y Vidal) están retratados en el muro situado a los pies de la iglesia junto al rosetón gótico de la entrada principal.

Las pinturas fueron restauradas en 1920 por José Renau Montoro. En la actualidad se encuentran muy deterioradas y su restauración acaba de comenzar a cargo del Instituto de Restauración de la Universidad Politécnica de Valencia. Se calcula que estará finalizada en un plazo algo inferior a dos años(finales de 2015).

Sobre la puerta interior un tondo con la efigie de Alfonso de Borja y Cavanilles, papa Calixto III (Canals 1378 - Roma 1458) quien antes de ser papa entre 1455 y 1458, fue rector de esta iglesia parroquial. Siendo papa retuvo el título de rector y nombró para su administración ordinaria un “vice-rector”. Posteriormente se le concedieron a la Iglesia algunos privilegios, como el de formar un capítulo de clérigos con la facultad de elegir al “vice-rector”.

ExteriorDe su pasado gótico aún conserva la sencilla portada de los pies formada por un arco conopial, construida en la segunda mitad del siglo XV con arquivoltas abocinadas que descansan en delgadas columnas exentas de decoración. Sobre la misma un rosetón. Bajo el vertice del arco conopial encontramos un curioso relieve, con un plato de carne, alusivo a un milagro de San Nicolás. La decoración escultórica de la portada se ha perdido con el paso del tiempo.

Portada principal Portada principal Tímpano portada principal

El rosetón gótico está realizado en 1455 a imagen de la Estrella de David que podemos encontrar en la puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia.

El milagro al que aludíamos es totalmente apócrifo, lo recoge Jaume Roig y nos cuenta que yendo San Nicolás de viaje, paró en una venta para cenar, el tabernero le sirvió un plato de carne, pero al ir a bendecir el plato se dio cuenta que la carne que le habían puesto era carne humana. El santo denunció al tabernero y en sus bodegas fueron encontrados los restos despedazados de tres adolescentes, que a la orden del santo resucitaron milagrosamente. Al santo en ocasiones se le representa con un cubo del que salen los tres niños resucitados. En cualquier caso san Nicolás es invocado como protector de la infancia y de la juventud.

En el tímpano de la puerta encontramos un relieve en estuco de tradición barroca, con la Virgen y el Niño entre nubes rodeados por un grupo de cabezas de ángeles con alas.

A la derecha de esta portada hay una capilla exterior cerrada con una verja que se llama del fossar porque en este lugar estaba antes el cementerio parroquial. En su interior encontramos un panel de cerámica representando la crucifixión y a sus pies San Juan y la Virgen María. La capilla se cubre con un tejado con la parte interior de madera y pintado con los elementos de la pasión de Cristo y en el centro las letras IHS (monograma de Cristo). En el muro de la izquierda de la capilla un panel cerámico pintado en tonalidades verdes que dice traducido del valenciano lo siguiente: “En el año 1962 de la Natividad de Nuestro Señor, gobernando en la ciudad el doctor Adolfo Rincón de Arellano y estando presente el teniente de alcalde Arturo Zabala, el excelentísimo Ayuntamiento de Valencia restauró bajo la dirección del artista Jaume de Scals la presente capilla del Santísimo Cristo del Fossar”. Encima del mismo tres azulejos de las mismas caracteristicas en forma de escudos. Todo el conjunto cerámico es obra de Jaume de Scals.

Portada principal

La otra puerta, que da a la plaza de San Nicolás, es sin embargo una recreación neogótica de 1864 realizada por Joaquín María Calvo Tomás, al igual que la fachada donde se enmarca. También es obra suya el pasadizo que recae a la calle Caballeros y que permite la entrada al templo por el lado contrario.

A la izquierda de la portada recayente a la plaza de San Nicolás, encontramos un panel de azulejos colocado por la Asociación de San Vicente del Tros Alt en Abril de 1957 que dice: “De esta parroquia de San Nicolás fue rector Alfonso de Borja Calixto III quien canonizó a San Vicente Ferrer el 29 de junio de 1455 cumpliéndose así la profecía del santo”. En el centro del panel vemos las dos escenas principales de la historia: a la izquierda San Vicente Ferrer realizando la profecía a Alfonso de Borja todavía niño en la cual le profetiza que alcanzaría el papado y que él lo haría santo y a la derecha al mismo Alfonso de Borja ya papa Calixto III decretando la canonización de San Vicente Ferrer tal y como le había anunciado años atrás.

Capillas laterales.

Las capillas laterales que encontramos en su interior comenzando por la cabecera son:

Lado del evangelio

• Capilla de San Dionisio. También alberga una pintura de la Virgen del Perpetuo Socorro.
• Capilla de San José Capilla de estilo neoclásico del siglo XVIII. El retablo barroco es de madera tallada y dorada del siglo XX. San José esposo de la Virgen María. Talla de madera policromada. Anónimo. Estilo barroco.
• Puerta entrada callejón calle Caballeros
• Capilla de San Rafael Arcángel y del Beato Gaspar Bono Capilla barroca realizada en el siglo XVIII sobre otra anterior gótica del siglo XV. Retablo realizado en escayola por Ramón LLorca Plá en el siglo XX. En el centro del retablo encontramos las imágenes del arcángel San Rafael y de Tobias, obra de Francisco Teruel Francés (siglo XX). También una imagen anónima del siglo XVIII representando a Nuestra Señora de los Dolores. Bajo el altar encontramos la urna de cristal con las reliquias del beato Gaspar Bono.
• Capilla del Sagrado Corazón de Jesús. En el centro del retablo en el interior de la hornacina, imagen de Cristo Sagrado Corazón de Jesús, en la parte inferior del retablo escultura de la Virgen del Pilar.
• Capilla de San Antonio de Padua.Sobre el altar imagen de santa Rita de Casia.

Lado de la epístola (continuando por los pies)

• Capilla de San Vicente Ferrer En el centro del retablo en la hornacina imagen del santo dominico, en la parte inferior talla de la Virgen de Loreto.
• Capilla de la Inmaculada Capilla de estilo neoclásico. Siglo XVIII. El retablo de madera tallada es obra de José Blesa Prats realizado en el siglo XX. En su centro encontramos una talla en madera policromada de la Inmaculada, obra de José Esteve Bonet en el siglo XVIII. En la parte inferior una imagen de la dormición de la Virgen, obra de José Estupiñá (siglo XX). A ambos lados tallas en madera policromada de San Joaquín y Santa Ana (padres de la Virgen María) realizadas en el siglo XVIII por un autor anónimo.
• Capilla de San Judas Tadeo Capilla de estilo neoclásico del siglo XVIII. Retablo realizado por Ramón LLorca Plá en escayola (siglo XX). Preside el retablo San Judas Tadeo, apóstol de Cristo, talla en madera policromada realizada en 1981 por Vicente López. LLeva en sus manos un hacha (símbolo de su martirio y el “mandilion” o Sabana Santa). A la derecha del retablo encontramos un pequeño devocionario en bronce con la imagen del santo llevando el “mandilion”. Los fieles se acercan hasta él, para tocar la imagen y pedir una gracia. San Judas Tadeo es abogado de las causas perdidas y los casos imposibles.
• Puerta de entrada plaza de San Nicolás
• Capilla de la Virgen de la Paz. La Virgen de la Paz preside el retablo. Le acompaña en la capilla San Francisco de Paula fundador de los monjes mínimos.
• Capilla de la Crucifixión. Retablo formado por una imagen Cristo Crucificado sobre un fondo pictórico realizado por Vicente Macip y su hijo Joan de Joanes. Es el conocido como retablo de la Crucifixión. A sus pies imagen de Cristo yacente.

Capillas de los pies del templo

Capilla de la Comunión

A los pies del templo en su lado del evangelio encontramos la puerta que accede a la Capilla de la Comunión por el interior del templo. Capilla realizada en 1760; ampliada y restaurada en 1853. Se trata de una nave rectangular de dos tramos separadas por un arco toral. Cada tramo se cubre con cúpula sobre pechinas y su interior se recubre con una exuberante decoración rococó. La rocalla dorada cubre los muros, las pilastras y las cornisas. Las pinturas realizadas por Joaquín Pérez, discípulo de Hipólito Rovira representan el Lavatorio de San Pedro y la Comunión del Santo. Sobre las pechinas cuatro virtudes y los cuatro evangelistas. Además un zócalo cerámico del siglo XVIII y en el arco de separación de ambos tramos el escudo de la familia Melchor Valenciano. Preside el Altar Mayor una imagen de Nuestra Señora de los Desamparados.

El exterior de la Capilla de la Comunión ha sido restaurada en el año 2013 y luce en este momento en todo su esplendor. Sobre la portada adintelada formada por dos cuerpos sin ninguna decoración escultórica se alza un Cáliz Eucarístico. Por encima de este un óculo permite la iluminación interior de la capilla. Se han hallado restos de una inscripción que no permiten su lectura. A los lados del segundo cuerpo dos óvalos que originalmente irían pintados pero que en la actualidad se han perdido. Bajo la moldura que marca las divisiones de los cuerpos de la capilla una inscripción en forma de friso dice: AÑO 1760.

Capilla del Bautismo A los pies en el lado de la epístola encontramos una pequeña capilla dedicada al sacramento del bautismo.

Altar Mayor

En su centro el retablo barroco en madera dorada. Formado por dos cuerpos, en su centro en una hornacina los santos titulares del templo, flanqueados por tres columnas salomónicas. En el cuerpo superior una tabla del pintor José Vergara.

En el presbiterio encontramos además del Retablo Mayor, dos retablos más formados por diversas pinturas. En el situado en el lado del evangelio, la tabla central representa a Santa Ana con la Virgen y el Niño salida de la mano de Yañez de la Almedina. El resto de las tablas son obra de Joan de Joanes, destacan en la predela del retablo, la Última Cena.

En el lado de la epístola encontramos el conocido como Retablo de San Miguel. En la tabla central encontramos la Resurrección de Cristo y a ambos lados cuatro pinturas de Joan de Joanes: La caída de los ángeles, La batalla de Manfredonia, La aparición de San Miguel en el Castell de Sant Angelo y la Procesión al monte Gárgamo, todas ellas con escenas en las que el Arcángel San Miguel es protagonista. Según se dice en la tabla de la Procesión al monte Gárgamo, la figura central que mira al espectador es el autorretrato de Joan de Joanes, aunque tal extremo no ha sido confirmado. Las tres pinturas inferiores del retablo representan diversas escenas de la Creación del Mundo.

La Capilla Mayor se ilumina por ventanas de arcos apuntados, y con vitrales policromados. Una ventana por cada uno de los lados del polígono. El púlpito situado volado en el lado del evangelio es obra del escultor Tomás Artigues del siglo XVIII.

Torre del Campanario

El campanario situado a los pies de la iglesia fue realizado entre 1658 y 1757, dispone de tres cuerpos: el primero construido en sillería alcanza la altura del tejado de la iglesia y se corresponde con la antigua estructura gótica, un segundo cuerpo realizado en ladrillo y un tercer cuerpo que aloja las campanas y que también está realizado con ladrillo. El cupulino o remate del campanario se terminó en 1757.

Este remate lo forma un arco de medio punto en cada uno de sus lados, flanqueados por pares de pilastras toscanas. Se remata por una balaustrada y una linterna formada por dos cuerpos: el inferior cuadrado con contrafuertes y el superior octogonal.

Las campanas desaparecieron durante la Guerra Civil a excepción de la conocida como Vicent. El nombre de sus campanas en la actualidad son: El Vicent (1755), El Colau (1947), Triple (1947), Pere la gran (1948) y El Miquel (1976). El campanario fue restaurado en el año 2007 como lo recuerda una lápida conmemorativa situada en la base del mismo. En el primer cuerpo del campanario podemos leer una lápida en piedra que dice en latín: Expensis Hieronimi Fer/ rer mercatoris et pav / l sae escorigvela cony / vgvm turris hec extr / vcta est anno 1658. Que se podría traducir como: “A expensas de Jerónimo Ferrer comerciante y de Paula Escorihuela conyuges levantaron ésta torre en el año 1658”.

Otro elemento de la iglesia es el órgano situado en el presbiterio en el lado del evangelio. Además la iglesia posee un hermoso cáliz y una patena de fina orfebrería romana de fines del siglo XV, regalo al parecer del Papa Alejandro VI a su tío Calixto III. En la capilla de san Miguel un retablo de Rodrigo de Osona, fechado en 1476 en cuya tabla central encontramos un Calvario. Otro retablo de Yañez de la Almedina y unos lienzos representando a la Virgen y al Salvador de Joan de Joanes.
© 2013 San Nicolás . Todos los derechos reservados  Política de Privacidad  Uso de cookies  Mapa del sitio
"Nuestra vida no termina con la muerte".
La respuesta cierta a la sed de vida es la esperanza en la resurrección futura. Lo dijo el Papa Francisco en su catequesis del último miércoles de noviembre dedicada a la “resurrección de la carne”.
> seguir leyendo
Síguemos en nuestro Blog
MÚSICA
Meditación y la reflexión personal
Música para la Reflexión es una iniciativa nueva en Valencia, en el contexto de la busqueda de espacios para la meditación y la reflexión personal. No se trata de un concierto. En algunos templos más importantes de capitales europeas se abren espacios para que en medio de la ciudad se descubran lugares en los que es posible trascender las preocupaciones materiales y descubrir los horizontes inmensos del espíritu humano...
> seguir leyendo
REHABILITACION
Meditación y la reflexión personal
La parroquia de San Nicolás inicia un proceso de restauración y recuperación de su conjunto artístico interior que conllevará un periodo de obras de rehabilitación. Nuestra intención es poder acometer este proyecto de forma que la actividad rutinaria parroquial se vea afectada en la menor medida de lo posible y en lo no posible agradecemos vuestra paciencia en aras de disfrutar de los tesoros artísticos de nuestra parroquia totalmente renovados.
> seguir leyendo
SAN JUDAS TADEO
(Caná, 1 - † Beirut 70)
Es uno de los doce apóstoles de Jesucristo, según los Evangelios. Era primo hermano de Jesús. También llamado Judas de Santiago o simplemente Tadeo. Judas es una palabra hebrea que significa ‘celoso de Dios’. Tadeo significa el valiente, hombre de pecho robusto. Proveniente del arameo taddà’ (‘pecho’), que significaría ‘magnánimo’, o podría ser una abreviación de algún nombre griego como Teodoro o Teódoto...
> seguir leyendo
Nightfever, una experiencia espiritual en el centro histórico de valencia: un álbum de Flickr >
> seguir leyendo
Sábado 23 de noviembre de 2013. Tras una eucaristía presidida por el párroco Antonio Corbí -y concelebrada por el presidente de la Comisiones Diocesana de Infancia y Juventud Oscar Benavent-, más de cuarenta jóvenes voluntarios del proyecto Nightfever en Valencia salieron de la iglesia de San Nicolás a la calle de Caballeros desde las nueve de la noche y hasta las una de la madrugada.

Su propuesta, con una vela en la mano que regalaban a quien atendía su llamada, invitar a la gente que transitaba por ese punto álgido del centro historico de la capital valenciana a pasar unos minutos en el interior del templo. Así durante cuatro horas que permitieron a muchas personas
vivir una experiencia espiritual inesperada para esa noche. En el altar mayor de la parroquia presidía el Santísimo Sacramento, que recibía de forma continuada la visita de jóvenes y mayores que previamente habían pasado un tiempo en silencio meditativo, escrito un deseo por el cual orar y más tarde ante Jesús en la Eucaristía encendían la vela cuya aceptación les había llevado ante un altar sagrado que fue sumando más de mil pequeñas luces tomadas de la Luz.

Tiempo de contemplación, adoración y acción de gracias. Acompañó la noche la música de Hijos de Coré, Nueva Jerusalén, las cantautoras Olga Martínez, Mariola Alcocer y Carolina Sospedra así como el coro de las vigilias.

El arzobispo Carlos Osoro presidió ya en la madrugada la adoración eucarística final, dando la bendición a todos los presentes en una nueva edición -ya la segunda en Valencia- de una propuesta que crece en España y otros países.
C/Caballeros 35
46001 Valencia
Tel. 96 3913317
info@sannicolasvalencia.com
www.sannicolasvalencia.com